18 agosto, 2007

PERÚ-CHILE : NUEVO MAPA CAMINO A LA HAYA

Por Ángel Páez

LIMA (IPS) La publicación de la nueva cartografía oficial de Perú, en la que define su límite marítimo sur y el área de 35.000 kilómetros cuadrados en disputa con Chile, era un paso necesario del gobierno para presentar la demanda ante la Corte de La Haya, según expertos implicados en este proceso.

"No entiendo por qué Chile se ha mortificado. Perú ha cumplido con fijar los límites de la frontera marítima según el tratado de 1929 y las actas de 1930, y de acuerdo con las normas internacionales", explicó a IPS el ex vicecanciller y embajador Luis Solari Tudela

El Tratado de Lima de 1929 zanjó aspectos de límites pendientes desde el fin de la Guerra del Pacífico en 1883, al establecer que la provincia de Tacna volviera a manos de Perú y que la región de Arica siguiera en jurisdicción de Chile.

Luego continuó un proceso de discusión entre ambos países que aún no concluye porque, según Perú, el estado chileno asume como suya un área marítima aprovechando que Lima no la había definido cartográficamente.

"Ahora sí se ha trazado la línea a partir del denominado punto Concordia, como dice el tratado, y no desde el Hito Número 1, como pretende Chile para declarar una soberanía sobre lo que ha denominado folclóricamente 'mar presencial', que no es otra cosa que un área que corresponde al Perú", añadió Solari.

De este modo Solari Tudela responde a las medidas adoptadas por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien, tras conocer la publicación de la nueva cartografía aprobada por el gobierno peruano de Alan García, llamó a consulta a su embajador en Lima, Cristián Barros, y transmitió una nota de protesta al representante del vecino país en Santiago, Hugo Otero.

Chile dice que la frontera oceánica común es el paralelo geográfico y no una línea equidistante entre las costas de ambos países como plantea Perú. También entiende que el nuevo mapa contraviene los tratados firmados en la Comisión Permanente del Pacífico Sur en 1952 y en 1954 y las señalizaciones en terreno de 1968 y 1969, que Lima considera sólo regulación pesquera.

Solari Tudela precisó que la publicación de la cartografía se hizo en cumplimiento de la ley de Líneas de Base de 2005, la que señala cómo se debía trazar la línea fronteriza marítima en función de las 200 millas de zona económica exclusiva, tesis que comparte Chile y que definió este país en 1947.

"Chile afirma que hay otros tratados en los que Perú reconoce la demarcación a partir del Hito Número 1, pero se refiere a acuerdos pesqueros que no pueden sobreponerse al tratado de 1929 y a las normas internacionales, como la Convención del Mar", manifestó el experto.

El presidente García anunció el 18 de junio que Perú recurriría a la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, para que resolviera la controversia que Chile niega, y en su discurso en la celebración de la fiesta nacional del 28 de julio reiteró la decisión de transitar esa instancia.

"La publicación de la cartografía ya estaba cantada. En consecuencia, porqué Chile reacciona desproporcionadamente como si no hubiera sabido nada. Era necesaria para fines de la demanda ante La Haya. No es ninguna sorpresa", apuntó el embajador Solari Tudela.

Chile y Perú se enfrentaron a partir de 1879 en la denominada Guerra del Pacífico, que involucró también a Bolivia y finalizó en 1883 con la firma del Tratado de Ancón. En el estallido del conflicto influyeron intereses financieros británicos, presentes entonces en la explotación del salitre de la zona.

Esta guerra modificó de modo drástico las fronteras terrestres y marítimas entre los tres países. Bolivia perdió la provincia de Antofagasta, que le daba acceso soberano al océano Pacífico, mientras que Perú se quedó finalmente sin el departamento de Tarapacá, todos territorios en manos ahora de Chile.

La Paz sigue reclamando el retorno al mar, disputa que llevó a la interrupción de las relaciones diplomáticas con Chile en 1978, y Lima mantiene su discusión con Santiago por la frontera marítima común.

Para el almirante Jorge Brousset Barrios, ex integrante de las comisiones técnicas consultivas de la cancillería sobre la controversia con Chile, "si Perú no registraba oficialmente su cartografía, no tendría sentido que recurriera a La Haya".

"Se trata de un acto fundamental, pues ha sentado la posición de Perú respecto de Chile, que asume la soberanía de un ámbito marítimo que no le corresponde", explicó este militar retirado a IPS.

"Con el acto de la publicación de la cartografía, Perú también incorpora como suyos alrededor de 35.000 kilómetros cuadrados, un área que por falta de un pronunciamiento oficial Chile lo asumía como propio, más allá de las 200 millas".

Brousset Barrios afirmó que la publicación del nuevo mapa debe considerarse, además, como un "acto histórico", porque es la primera vez que Perú formalmente señala con precisión el área que está en controversia con Chile y que ese país controla bajo la denominación de "mar presencial".

"La decisión del Estado (peruano) no sólo consiste en haber definido claramente el área de la controversia, sino también que fija la línea de frontera a partir del punto denominado Concordia, como corresponde con el tratado con Chile de 1929, y no como quiere el vecino del sur. Aquí se trata de respetar los acuerdos y el derecho internacional", puntualizó.

En declaraciones a la prensa, el canciller peruano José Antonio García Belaúnde informó que dentro de una semana remitirá la cartografía a la Organización de las Naciones Unidas, que a su vez "enviará la información a todos sus (estados) miembro señalando que Perú ha cumplido satisfactoriamente con dicho requisito internacional". (FIN)

3 comentarios:

Pepe dijo...

Creo que Chile deberia haberse quedado tranquilo y no robar territorios en 1879, hasta ahora trae conflicto. Tambien recomiendo leer esta revista, que tiene mucho sobre Peru y Chile:

http://www.connuestroperu.com/

HugoRueda dijo...

Estimado Pepe:

Creo que "el robo" territorial fue el resultado de una guerra con la cual podemos no estar de acuerdo pero ocurrió, y no se saca nada con llorar sobre la leche derramada. Yo podría decir que Perú podía haber tenido mejores gobernantes, un ejército mejor organizado y se hubieran ahorrado la pérdida territorial, pero ¿Tiene eso sentido?. Creo que no, y por supuesto revisaré el link que lleva a la revista y que propone.

HugoRueda dijo...

Bueno Pepe, ya fui a ver la revista y te puedo decir que revisé la declaración de PRINCIPIOS y podría suscribirlos como cualquier ciudadano que quiere lo mejor para su país, pero leyendo un artículo respecto de la no venta de gas a Chile, leí una frase que deploro, pue se califica a Chile como país ladrón y enemigo del Perú.

Se trata de una afirmación no sólo falsa sino insultante y los miles de peruanos que conviven con nosotros en nuestro país se indignarían de ella, pues ellos mismos son la prueba de que eso no es efectivo.

La emigración peruana a nuestro país frente a la falta de oportunidades de empleo y mejores condiciones de vida en Perú, ha tenido una positiva respuesta de nuestro gobierno, y nuestra ciudadanía, que incluso ha criticado y cuestionado cualquier tipo de discriminación y abuso hacia ellos, legislando para regularizar su situación para que tengan acceso sin restricciones a salud, educación y trabajo.

Este trato no es de enemigos y muy por el contrario de brazos de hermandad y fronteras abiertas. Creo que sólo esta actitud es aceptable en un mundo civilizado, democrático y que esté por el progreso de los pueblos a través de la integración.