08 julio, 2007

Falleció primera matrona universitaria de Arica

  Domingo 8 de julio de 2007

Rosa Vascopé Zarzola murió víctima de un cáncer gástrico a los 83 años
Bárbara Figueroa



La familia de Rosita Vascopé la recordará por siempre y en su memoria estará el nombre de "Mami Rosa" (abajo a la izquierda).

A los 83 años de edad y víctima de un cáncer gástrico, falleció la madrugada de ayer la primera matrona universitaria ariqueña, Rosa Vascopé Zarzola.

Sus colegas la conocían por "Rosita" y su familia como "Mami Rosa" y desde marzo batalló contra un cáncer, pero siempre sonriéndole a la vida y demostrando su fuerza, valentía y generosidad durante todo el tiempo.

Rosita nació un 4 de septiembre de 1923 en el valle de Lluta y luego se trasladó a Arica, donde completó sexto de Humanidades. Al finalizar sus estudios, no tuvo empacho en viajar sola en un barco que, vía Valparaíso, la encaminaría a Santiago a estudiar en la Universidad de Chile la carrera de Obstetricia y Puericultura.

30 años trabajó como matrona en el Servicio Nacional de Salud de Arica, entre los años 1946 y 1976. Llegó a ser Matrona de Área, la cúspide del escalafón funcionario que le correspondía. Además, trabajó como matrona de Carabineros, llegando al grado de suboficial.

PARTO EN AVION

En el año 1975, Rosita tuvo la notable experiencia de atender un parto en pleno vuelo en un avión de la Canadian Pacific Airlines que la transportaba a México, a un Congreso Mundial de Matronas.

Rosita escuchó el llamado del piloto, quien informaba la situación de una chilena, que estaba en trabajo de parto. Finalmente con los elementos que encontraron en el avión, pudieron sacar a una niña con perfecta salud.

Ayudó a nacer a muchos ariqueños, hoy adultos con hijos y nietos. Los entonces recién nacidos guardan un recuerdo imborrable, transmitido por sus madres, quienes no olvidan la infinita confianza que les otorgaba ser atendidos por "la Rosita".

María Cristina Araya la recuerda por su profesionalismo y humanidad legendarios. Eran tiempos en que las matronas debían educar y convencer a las madres para que sus partos fuesen atendidos en el hospital, ya que en ese tiempo sólo tenían a sus hijos en sus casas.

A pesar que ya no ejercía su profesión, ayudaba a su hija dermatóloga María Cristina Araya en su consulta, cada vez que se lo solicitaba.

"Rosita" fue nombrada hija ilustre ariqueña, además de recibir distinción en el Día Internacional de la Mujer.

Su hija hasta ahora es conocida, la mayoría de las veces, no como la doctora Araya, sino, como "la hija de la señora Rosita". Mientras que su hijo Geraldo, escucha frecuentemente la pomposa y orgullosa afirmación: ¿Sabías que a mí me trajo al mundo tu mamá, la matrona Vascopé?

Sus restos están siendo velados en la iglesia Sagrado Corazón y su funeral se realizará a partir de las 16.30 horas en el Cementerio Municipal.

2 comentarios:

luis dijo...

Estimados amigos
Desde la distancia, en Coyhaique, un cariñoso saludo para todos aquellos "ariqueños", con los que compartimos hermoso momentos en el CMDHC, en especial un abrazo a mi amigo Gero Araya, compartiendo su pena por la partida de la Sra. Rosita, cómplice de nuestras andanzas juveniles.
Cariños
Luis Romero Martínez

HugoRueda dijo...

Estimado Lucho:

Compartimos la historia y la nostalgia de nuestro Arica y de nuestro Liceo (CMDHC), así como la común amistad con Geraldo y nuestras condolencias por el fallecimiento de su madre que tanto significó para varias generaciones de ariqueños que vinieron al mundo gracias a ella. Un saludo desde el invernal y contaminado Santiago.